El toro del apocalipsis

March 4, 2017

¿Qué significa la mano con  cortes brutales en la palma?  ¿Por qué la mujer despedazada con un niño muerto en los brazos tiene en los senos astillas de metralla? ¿Por qué el caballo o lo que queda de su hocico está con los ojos aterrorizados? Y ¿Por qué  en el lado izquierdo del sótano de tenebrosos grises un pájaro alza el pico abierto como signo sin esperanza?  ¿Y ese hombre decapitado que sostiene una espada rota? ¿Quién es el culpable de este horror de  animales y humanos espectrales atravesados por un miedo hasta los tuétanos?

 

 

El 26 de abril de 1937 durante cuatro horas, una escuadrilla aérea de la legión cóndor de Hitler en pleno día de mercado del pueblo Guernica, dejó caer docenas de bombas de alta precisión sobre campesinos, niños, ancianos, mujeres, adolescentes, caballos, gallinas, gatos y casas. Todo fue  arrasado. El golpe de Estado de Franco contra el gobierno republicano recibió el apoyo de los nazis.

Las primeras acciones realizadas con moderna tecnología aérea y militar fueron contra civiles para doblegar su resistencia. La legión cóndor,  poderosa en tecnología aérea de guerra, atacó a un pueblo pequeño. Gracias a este bombardeo y los ataques ejecutados sistemáticamente contra otras poblaciones, el golpe de Estado de Franco derrotó al gobierno republicano.

Esa ciudad experimentó el escenario de masacre que vendría a gran escala en la segunda guerra. Guernica, gracias a un artista de ética y estética, fue un mural símbolo de denuncia que convoca emociones profundas. Sin imágenes realistas aunque verdaderas, como si el arte del cubismo con su modo de fragmentar la anatomía,  fuera el camino para acercarnos al miedo y sentir en carne propia el dolor de los cuerpos sacrificados.

Picasso recibió la noticia publicada en los periódicos. Ésta llegó cuando en París preparaban la exposición de  artes y  técnica. Aún se vivía la ilusión del pacifismo de Hitler. Por encargo del gobierno republicano, el artista pintó un mural de siete metros de largo por cuatro de alto. Lo hizo en un mes. En la capital francesa, en la exposición de artes y técnica,  se exhibió en el pabellón español. 

Fue un grito de  denuncia de la masacre. Fue un mensaje premonitorio que  transformó el dolor de docenas de víctimas inocentes, en un testimonio de compasión, indignación y dolor. El pintor español, que entonces tenía su taller en París, creó una obra en la que los signos son palpables y el significado múltiple. En el centro de la composición hay un toro apocalíptico ¿Qué representa? ¿La brutalidad  del mundo ibérico? ¿El salvajismo de la guerra? o ¿Un toro que es mensajero de la guerra? 


Siguiendo un principio gráfico y sobrepasándolo, el cuadro obtiene una diversa y poderosa expresividad, con una saturación estructural de tonos grises, negros, blancos y ligeros toques rosa. Es una obra de arte y un mensaje para ser impreso. Tiene aura y capacidad de expandirse en cientos de miles de réplicas. Conmemoramos ochenta años de la masacre y de su reflejo en una obra controversial que conmueve.

Please reload

Featured Posts
Recent Posts

October 3, 2019

April 17, 2019

March 11, 2019

December 24, 2018

Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

SIGUENOS  

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube

Recibimos

Aceptamos patrocinadores

Contacto

Powered by

Alberto Romero