Buscar
  • César Ayala

Los vencidos


¿Los vencidos? También lo fueron los derrotados por los bolcheviques! Pero se nos olvidó, porque nos embrujó el triunfo de los eternos vencidos. La conversión de ellos en vencedores cubrió la derrota del otrora vencedor con un larguísimo manto de silencio. Nos ha alcanzado la vida para asistir a la reivindicación de los vencidos que antes vencían. Generales y Admirales: Kolchak y Denikin, por ejemplo, que ahora son los héroes de la nueva Rusia capitalista. Es natural! Por lo menos queda claro que la lucha por el futuro no fue entre zarismo y bolchevismo, sino entre fuerzas capitalistas y comunistas. Acá en la periferia latinoamericana estamos celebrando los cien años de la revolución de octubre con fuentes, documentos y literatura envejecida, trasnochada, desactualizada. Solo allá y en idioma ruso todavía se sabe qué fue lo que pasó en realidad, o se está sabiendo, o se ha venido sabiendo. Para nosotros, las víctimas del silencio, nos queda satisfacernos con lo que hicimos de positivo con la revolución rusa, y por supuesto las clases dominantes, sus ideólogos, se alegran con profundizar en lo que hicieron de malo gracias a la revolución socialista. A los de abajo les permitió darle rienda suelta a la ilusión y a la utopía social, y a los de arriba les permitió construir estrategias de prevención y represión para que la revolución ni se imitara ni se reprodujera. Y así fue: más que revoluciones, o tanto como revoluciones, la revolución rusa produjo reacciones y cadenas de represión reales y sublimes.

Sobre silencios edificamos nuestra formación político-sentimental, nunca supimos qué fue eso del stalinismo, nunca comprendimos los porqués del anti-trotskismo, silencio absoluto, engaños y autoengaños, toda una maquinaria ideológica para movernos y automovernos. Si hubiéramos sabido de los crímenes del stalinismo incluso contra comunistas propios y ajenos, es posible que otras variantes de movimientos sociales y políticos hubiéramos gestado. Horrible la historia acuciante del presente que hace que todo transcurra sobre un falso pasado. Nos ha sobrado vida para ver lo que camaradas ya desaparecidos no pudieron ver, mi padre por ejemplo, mejor así!


6 vistas

SIGUENOS  

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube

Recibimos

Aceptamos patrocinadores

Contacto

Powered by

Alberto Romero