Featured Posts

Huevos de tortuga

El calor era suficiente para derretir un huevo. Pasaban pájaros que volaban haciendo un gran esfuerzo con las alas para cortar el aire seco. Si mirabas por el espejo retrovisor del vehículo en la calima reflejada en el azogue fantástico un burro llevaba a cuestas una hierática anciana de rostro apergaminado y untado de aceite. La llanura se extendía sin saberse si tenía límite en la línea incierta entre el azul del cielo y la seca tierra confundiéndose con ella. Los arbustos sostenían como a espejismos a pájaros que parecían escaparse de la línea remota donde el azul se tragaba la llanura. La gasolina del motor, el viento irremediable del desierto y el calor opresivo ahogaban la conciencia.

Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

SIGUENOS  

  • Facebook Classic

Recibimos

Aceptamos patrocinadores

Contacto

Powered by

Alberto Romero