Featured Posts

Dzhangab de katmandú

Yo sabía de la vida de Dzhangab por rumores que de cuando en cuando recibía y me sorprendía siempre saber de dónde venían. Nepal no estaba a la vuelta de la esquina. Dzhangab escribía en un idioma que para nosotros simples mortales, era la caligrafía de un lugar en los himalayas. Nos despedimos hacía más de veinte años antes de que hubiera internet. Regresé a Bogotá y Dzhangab se fue a Katmandú. La gente de Nepal tiene una cortesía particular; escuchan tus frases y después te cuentan historias donde el humor, lo trivial y una percepción aguda de la vida van envolviéndote. Dzhangab era así. Cuando caminábamos entonces, yo sentía que sus pasos cortos y rápidos no olvidaban los caminos del Hima

Las manos del poeta Matevski

En Macedonia - país de lagos y sin mar- el poeta Matevksi me dice: las manos sostienen el lapicero que expresa las palabras para envolver al mundo. Vienen y van de la intimidad de la memoria al caleidoscopio de la vida. En esencia, decir es existir. Un pájaro no está en la tierra sino se transforma en metáfora de la imaginación. Memoria, metáfora y manos que escriben, nos unen al mundo. Los dedos de Matevski enfatizan que las palabras existen adentro y fuera de nosotros. Observo sus manos llevando lentamente las frases en español, como si se tratara de raíces o recuerdos. En Macedonia la poesía es identidad del país. Converso con Matevski en uno de los soleados días de agosto cuando se celeb

Estación de metro Dostoievsky

El lugar puede entrar en la mente como una fantasía, o como un sueño hecho a punta de cálculo, donde la tenacidad del artista impuso la belleza perfecta a un pantano malsano. En el bus que iba por el malecón del almirantazgo - con el río Nevá de línea de orientación - el pasajero a mi lado me dijo: “En realidad es una ciudad de fachadas”. Y también era ese el espíritu de la ciudad. Dostoievsky decía que no había una urbe más cerebral, más alucinada: “Siento a veces cuando la neblina desciende sobre Sanct Petersburgo y le deja un halo sobrenatural, que las catedrales, las avenidas, los puentes y los canales sobre el río Neva se esfumarán, pues esta ciudad es un misterio de la especulación”.

Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

SIGUENOS  

  • Facebook Classic

Recibimos

Aceptamos patrocinadores

Contacto

Powered by

Alberto Romero